Desde nuestra empresa aconsejamos un mantenimiento responsable de las instalaciones de climatización adaptando la periodicidad del servicio al uso y al tipo de equipos teniendo en cuenta las especificaciones de los fabricantes de los equipos.

Limpieza de los evaporadores y condensadores anualmente.

Comprobación mensual de la estanquidad y niveles de regrigerante y aceite en equipos frigoríficos.

Revisión mensual de los sistemas de tratamiento de agua.

Revisión y limpieza de filtros de agua y aire.

Revisión de equipos autónomos dos veces al año y de su sistema de control.

Ofrecemos un servicio de guardias permanentes y atención de urgencias para garantizar el correcto funcionamiento de las instalaciones.